Posted by: marcelodagostino | April 27, 2014

“Reality mining”, somos protagonistas y podemos revolucionar la Salud Publica – Rev. 1

Hoy me siento muy seguro al afirmar que este concepto llamado “Reality mining” va a revolucionar la Salud Publica mundial en un corto periodo de tiempo. Y me gustaría tener poder de convocatoria para que la gente se sume a este movimiento, que la Revista del MIT, Technology Review Magazine, denominó como “una de las tecnologías con mayor probabilidad de cambiar la forma en que vivimos”.

Para entender de que hablo, tenemos que ver como fue la evolución de los conceptos. Primero apareció algo que los científicos llamaron “Data mining”, que representa, en lenguaje natural, la ciencia informática que tiene la capacidad de analizar grandes volúmenes de datos, utilizando métodos de inteligencia artificial, aprendizaje automático y estadísticas que permiten extraer información y transformarla en algo comprensible.

Luego evolucionó hacia algo llamado “Text mining”, que incorpora la capacidad de analizar, además de datos, “textos completos” no estructurados e hyperconectados entre si.

Y hoy, la Sociedad de la Información nos trae este nuevo y revolucionario concepto llamado “Reality mining”, que esta 100% integrado al concepto de “Big data”. De acuerdo a la Wikipedia, en su definición en ingles, “Reality mining is the collection and analysis of machine-sensed environmental data pertaining to human social behavior, with the goal of identifying predictable patterns of behavior. “ En otras palabras, es “algo” que permite identificar y anticipar situaciones y tomar decisiones a partir del comportamiento social de las personas.

¿Y como se relaciona todo esto con la Salud Publica ? En los últimos años, gracias a la enorme conectividad que existe en el mundo, el acceso a los servicios de salud es algo que podría estar al alcance de todos a través de la telemedicina en las áreas más remotas y vulnerables, principalmente a través de telefonía celular que es la tecnología de comunicaciones de mayor alcance mundial.

El uso de Internet y los teléfonos celulares proveen una inimaginable cantidad de datos sobre el comportamiento social de las personas, como por ejemplo el tipo de búsquedas que hacemos en la web, los mensajes que enviamos en las redes sociales, Los tweets que colocamos, las cosas que compramos, los lugares que visitamos o en donde comemos, entre otras actividades que hacemos a diario. Estos datos, usados correctamente y dentro de los estándares éticos, pueden crear nuevas oportunidades para identificar y monitorear temas de salud publica como por ejemplo la aparición temprana de enfermedades o detección de brotes, la propagación de determinadas gripes, la rápida identificación de enfermedades de transmisión alimentaria, así como apoyar situaciones de emergencias y desastres a través de una rápida localización de las personas, entre muchas otras cosas. Y si bien me aparto un poco de este post, aquí es importante recordar como nació la herramienta “Katrina People finder” durante aquel famoso Huracán que devastó la ciudad de New Orleans, Estados Unidos. Este proyecto fue implementado en plena emergencia por un grupo de voluntarios que ingresaron manualmente mas de 15.000 registros, de nombres de personas extraviadas y afectadas en, una plataforma Wiki con el fin de que otras pudieran ser encontradas. Y es importantísimo entender que existe mucho mas información sobre “uno” en la web que la que nosotros mismos tenemos o creamos, y esto hoy es llamado en ingles “Digital shadow”.

En el año 2008, Google en colaboración con el US-CDC (Centers for Disease Control), lanzaron un portal llamado “Google Flu Trends” que permite, a partir del análisis de las búsquedas que las personas hacen, revelar la posible existencia de una enfermedad similar en un determinado sector de la población, y en el mismo espacio de tiempo. La idea fue concebida a partir de la premisa que las personas, cada vez mas, cuando están con gripe entran a Google y hacen una búsqueda.

Si pensamos en las enfermedades crónicas no transmisibles (NCDs), con esto del análisis del comportamiento social, aparecen nuevas teorías que sugieren que las “Enfermedades crónicas no transmisibles” podrían comenzar a ser “contagiosas”, metafóricamente hablando, a través de la “imitación” de comportamientos humanos, fácilmente accesibles, a través de las redes sociales. Y esto se da tanto en aspectos positivos, como buenas prácticas de ejercicios físicos o hábitos de comida saludable, lectura que recomendamos, así como negativos como malos hábitos de fumar, comer alimentos altos en grasas y calorías, no hacer ejercicios, o no tener hábitos seguros, entre otras cosas, que pudieran ser “imitadas” de nuestras conexiones virtuales o personas a las que seguimos en las redes sociales por alguna determinada admiración o interés.

Lo mismo ocurre con las enfermedades transmisibles. Las investigaciones y el control de enfermedades transmisibles se beneficiarían muchísimo a partir de los datos capturados por teléfonos celulares o “clicks” de los comportamientos sociales. Son herramientas muy poderosas para la detección de casos tempranos o identificación de lugares de infecciones.

Comparto aquí algunos datos publicados por http://www.eliax.com, a partir de un estudio desarrollado por una empresa, que nos permiten visualizar la masa de información que esta almacenada y circula por el ciberespacio, y que forma parte de una mega fuente de información y conocimiento que jamás haya existido en la historia de la humanidad y que solo tiende a crecer:

  • “En el 2010 se enviaron 107 millones de millones de emails (294 mil millones por día), y de los cuales el 89.1% fueron emails no solicitados (SPAM).
  • Ya existen 1,880 millones de usuarios de email en todo el mundo (con 2,900 millones de cuentas entre todos, lo que indica 3 cuentas de email por cada 2 personas).
  • Ya existen 255 millones de websites (portales de páginas web) en el mundo.
  • El Internet ya tiene 1,970 millones de usuarios en el planeta.
  • Ya existen 152 millones de blogs.
  • En tan solo el 2010 se enviaron 25 mil millones de mensajes (o en este caso, tweets) por Twitter.
  • Hasta Septiembre del 2010, Twitter ya tenía 175 millones de usuarios.
  • Para el final del 2009, Facebook ya tenía 600 millones de usuarios (250 millones de los cuales se sumaron tan solo en el 2010).
  • Para finales del 2010 en Facebook se comparten ya unas 30 mil millones de piezas de información (fotos, enlaces, mensajes, etc) mensualmente.
  • En YouTube ya se ven 2 mil millones de videos diariamente.
  • El portal de alojamiento de fotos Flickr ya tiene un catálogo de 5 mil millones de fotografías subidas por sus usuarios, mientras que Facebook ya aloja 36 mil millones de fotos anualmente.”

Hay mucho por hacer y en general esperamos que la solución venga de terceros, sin embargo, si entendemos que somos los actores y actrices protagonistas de este nuevo movimiento social, podremos contribuir a un cambio radical en la salud de nuestras sociedades y apoyar a los  gobiernos y sus socios estratégicos a tomar las mejores decisiones posibles. Y tenemos por tanto que entender que tenemos el deber y la responsabilidad de intentarlo.

Me impresiona, y produce una gran admiración, ver que a medida que pasa el tiempo, una de las primeras definiciones de Internet, que teóricamente debería estar cada vez mas alejada de la realidad, toma cada vez más valor y dice: “Internet es una nueva forma de sociedad orientada a las personas”, dijo Al Gore (Cuando era vicepresidente de los Estados Unidos).

Quiero cerrar con una frase del informe llamado Digital Life in 2025: “Experts predict the Internet will become ‘like electricity’ — less visible, yet more deeply embedded in people’s lives for good and ill.” Fuente: PewResearch Internet Project


Responses

  1. […] Esto complementa el post que escribí la semana pasada llamado ““Reality mining”, somos protagonistas y podemos revolucionar la Salud Publica – Rev. 1” […]

    Like

  2. Estimado Marcelo: Gracias por tu post y has logrado despertar el entusiasmo en torno al “reality mining” y su aplicabilidad en la Salud Pública.

    En este sentido comparto un fragmento de un material muy interesante de Alex Pentland, David Lazer, Devon Brewer y Tracy Heibeck, Using Reality Mining to Improve Public Health and Medicine, Volume 149: Strategy for the Future of Health,(1) que en mi opinión deja planteada por un lado la importancia de dejarnos maravillar por las bondades de la tecnología y estas nuevas potencialidades, a la vez de ocuparnos de temas como la privacidad de los datos y sus aspectos éticos…

    “…While the promise of reality mining is great, the idea of collecting so much personal information naturally raises many questions about privacy”
    “…Therefore, an additional focus of this chapter will be the development of a legal and ethical framework concerning the data used by reality mining techniques”

    Buena combinación de propuestas si la hay para un tema que anteriormente era sólo resorte de la ciencia ficción y que hoy puede (y debe?) ser una contribución esencial a los fines de la salud de las personas.

    Un saludo y gracias nuevamente
    Irene

    (1) Fuente: http://ebooks.iospress.nl/publication/12869

    Like


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Categories

%d bloggers like this: