Posted by: marcelodagostino | December 10, 2013

“Necesito que me des clases de computación…. “

“…Y que me expliques como usar esta computadora nueva… y que hagas unos sistemas muy importantes….. y que des una charla en la Clínica…”, fueron apenas algunas de las frases que me decía una persona muy especial y que con el pasar del tiempo, veo, reconozco y agradezco lo que hizo por mi en uno de los momentos mas difícil de mi vida.

Tenia yo 20 años de edad y hacia apenas meses que mi papá había fallecido, cuando me contrataron por tres meses en un Organismo Internacional del que no sabia ni que significaba su nombre.

Las cosas en mi familia estaban complicadas porque ninguno de los tres, mi mama, mi hermano y yo, sabíamos muy bien que es lo que estaba pasando, y mucho menos a que nos estábamos enfrentando. Todo era incierto y la sensación de inseguridad emocional, sumada a la inestabilidad económica, fue algo que solo mi mamá supo manejar de manera muy sabia y con mucho amor, dejando su tristeza de lado y enfrentando la vida con toda la energía que aun la caracteriza. Y enfrentando además a sus dos hijos que expresaban su tristeza a través de reacciones de rabia y rebeldía contra la vida por la perdida de nuestro querido viejo.

Comencé así mi primer trabajo en ese organismo internacional llamado “Centro Panamericano de Zoonosis”, mas conocido como CEPANZO, ingresando datos de “casos de rabia” a una base de datos de las primeras que existieron en el mundo de las computadoras personales.  Y si bien solo cargaba datos, me sentía un poquito menos importante que el Presidente de la Republica, jaja. Esta fue mi primera y querida oficina en la que la única “tecnología” era ese teléfono de disco verde a mi lado…

Mi primera oficina

Mi primera oficina

El tiempo fue pasando y ese contrato de tres meses se convirtió en un “puesto local permanente” que me permitió tener “mi primera tarjetita personal” y que me identificaba como “Funcionario”. Cuantas emociones juntas y que lindo ver ahora que todo eso iba compensando la balanza de la angustia e incertidumbre para el otro lado. Y ahí pasé a una segunda oficina, mas grande y hasta con una mesa de reuniones adentro !!!

Mi segunda oficina

Mi segunda oficina

Poco a poco me fui conectando con una persona muy especial del laboratorio. Una persona muy respetada nacional e internacionalmente que siempre supo guiarme con la palabra justa, en el momento justo y cuando más lo necesitaba. Y con una mezcla de inagotable humildad, simpatía, bondad, dulzura y profesionalismo que la caracterizaban, me visitaba casi todos los días en mi oficina para ver como iban mis proyectos.

Me sentía realizado profesionalmente porque yo podía hablar de cosas “raras” con mis amigos como “vigilancia epidemiológica de la rabia” o “zoonosis virales”, mismo sin saber de que se trataba…

Pero un día y por temas que no vienen ahora al caso, este Instituto se cerró y recibí una carta de despido que nuevamente me puso frente a una situación de incertidumbre muy grande, sin embargo, no pasaron ni 24 hs que esta persona especial me llamó y me dijo “Marcelo, voy a necesitar mucho de vos y me alegra que ahora podrás dedicar mas tiempo a mis proyectos”. Que genialidad ¡!!! Y yo me lo creí y me sentí importante y esta situación no me permitió amargarme. Y que aprendizaje de vida es ver eso a la distancia. Saber ayudar a quien lo necesita sin hacérselo sentir !!! Solo muy poca gente logra hacer eso ya que solo se logra cuando se hace del corazón.

Comencé entonces a hacer sistemas desde el cuarto de mi casa, totalmente concentrado junto a los mates que no sabia ni preparar, y tratando de entender “Los boletines de rabia (librito blanco y rojo de la foto), para poder hacer el mejor sistema de Zoonosis Virales del mundo..

La oficina en mi cuarto

La oficina en mi cuarto

Zoonosis virales - Sistema basado en dBase

Zoonosis virales – Sistema basado en dBase

Le di clases de computación, desarrollé sistemas que si bien eran simples, ella me los pedía como si fueran mas importantes que los de la NASA. Presenté propuestas en algunas empresas, le hice gráficos para presentaciones y boletines y hasta di una conferencia llamada “Que es Internet ?” en la Clínica Bazterrica, al inicio del desarrollo de esta red global, clínica donde casualmente nació mi hija en 1998.

Me sentia tan orgulloso trabajando para ella que hasta hice un sistema que comenzaba con una animación computarizada con su nombre…

Una "grande" entre "los grandes"

Una “grande” entre “los grandes”

Hacia todo por y gracias esta persona que sin decírmelo jamás, me seguía ayudando y guiando para que siga creciendo profesionalmente, ya que sabia que en lo personal tenia siempre un pilar muy solido con mi vieja, de la que siempre me preguntaba “Como anda la mami?”, aunque nunca la haya conocido.

Este es mi humilde tributo a esta persona tan especial que espero ver en mi próximo viaje a Buenos Aires. Hubieron otras personas muy importantes en mi carrera profesional que jamás olvidaré, pero hace días que tengo la enorme necesidad de dedicarle es “mi espacio tan especial” a la Dra. Ana María Díaz, una de las personas a las que le debo mis logros profesionales y a quien jamás olvidaré por su eterna bondad, encapsulada siempre por la sabiduría que solo llevan los “grandes” !!!

Ayudar hay mucha gente que ayuda, pero ayudar sin hacérselo notar a quien lo necesita, es una de las mas lindas características que un ser humano puede tener y que hoy, casi 30 años mas tarde, deseo expresar.

No puedo dejar de extender mi agradecimiento a su esposo y familia que si bien casi no los conocí, los poquitos ratitos que estuve con ellos, me hicieron sentir tan bien e importante como sabiamente me lo hacia sentir la Dra. Díaz en cada proyecto que me encargaba.

Gracias querida Dra. Díaz !!! recordarla me ha alegrado el corazón  y me ha ayudado a ver mi vida en perspectiva desde un ángulo muy especial.

Hasta una carta de recomendación me hizo en aquellos días que trataba de reflejar muchísimo mas de lo que yo era capaz de producir y entender.

Mi primera carta de recomendación profesional

Mi primera carta de recomendación profesional

GRACIAS GRACIAS GRACIAS.

Marcelo


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Categories

%d bloggers like this: