Posted by: marcelodagostino | June 29, 2013

Creo que el email enfrenta un serio cambio de roles

Es raro ver ya algún email que vaya solo de “uno a uno”, o estoy equivocado? Para muchas personas el email ha dejado de ser ese mecanismo de “correo postal para enviar o recibir comunicaciones de manera personalizada y centrada en el destinatario” y ha pasado a ser una especia  de “mecanismo que permite reclamar públicamente de alguna situación o persona, generalmente colega, que no nos conforma o que no estamos de acuerdo, siendo que la mayoría de las veces lo hacemos copiando a supervisores o personas que pudieran reaccionar contra ese destinatario”.

Sinceramente creo que el email enfrenta un cambio de roles que la propia sociedad de la información, o la sociedad hyper-conectada, ha generado sin que nos diéramos cuenta. Y creo que es importante reflexionar sobre esto, al menos para tener clara conciencia de que aquel sistema de “envío y recepción de correo postal digitalizado” ya no se usa siempre para los fines con los que fue inventado.

Según la Wikipedia  “El nombre correo electrónico proviene de la analogía con el correo postal: ambos sirven para enviar y recibir mensajes, y se utilizan “buzones” intermedios (servidores), en donde los mensajes se guardan temporalmente antes de dirigirse a su destino, y antes de que el destinatario los revise.” El correo electrónico comenzó allá por 1965 y para 1966, año de mi nacimiento J, ya era el inicio de su masificación para utilizarse en diferentes redes de computadoras.

Tampoco y relacionado a esto debemos “aceptar” y ver que no sabemos usar bien el “subject”, y una de las razones es porque en una gran mayoría de los casos, nuestras comunicaciones han dejado de pensar en “el receptor” y en “el mensaje”, para pasar a pensar en “el emisor” y así asumir, antes de hacer el click, que estamos con el 100% de la verdad de lo que decimos o exigimos, iniciando así un complejo flujo de comunicaciones que luego es imposible de entender, asimilar o actuar y que se hace casi interminable hasta que una de las partes se cansa o decide parar. Y esto mis queridos amigos, contradice una de las primeras reglas de la comunicación expresadas por el gran comunicador canadiense Marshal MacLuhan, cuando muy sabiamente dijo que: “El mensaje esta en el receptor”.

Hemos dejado de sentir confianza cuando escribimos, pero al mismo tiempo decimos y recomendamos cosas como “es mejor mandarlo por escrito para que quede registrado”, asunto que demuestra que ya no confiamos, o sentimos que no tienen valor, en las conversaciones personales o telefónicas, porque pensamos que “nos faltaría ese registro escrito ….”. Escuchamos personas diciendo “Yo siempre escribo imaginando que mi email va a ir a parar a cualquier lado” y miles de cosas mas, que a esta altura usted ya debe estar visualizando de sus propios ejemplos, tanto como yo en estos que estoy mencionando aquí.

Para finalizar, les comparto esta información tomada literalmente de la Wikipedia porque siempre creí que a la persona que se le ocurrió lo del “@” habría que premiarla y sin embargo paso desapercibida por el mundo: “En 1971, Ray Tomlinson incorporó el uso de la arroba (@) como divisor entre el usuario y la computadora en la que se aloja el correo, porque no existía la “@” en ningún nombre ni apellido.“

El día que no funcione el “@” y el “.”, nadie mas podrá conectarse ni acceder a ningún contenido de la web, ni tampoco podrá enviar ni un solo correo electrónico a nadie en el mundo, excepto que inventen otra cosa. Y ese día, que se vería como un verdadero caos mundial, paradójicamente, seria el día que deberíamos volver a confiar en la simple palabra de la persona que nos dice algo.

Yo no creo que haya solución a esto ni que tampoco haya que verlo como un problema, sin embargo y como siempre que coloco una reflexión personal, creo que si recocemos estas nuevas situaciones con las que convivimos, y reflexionamos sobre ellas, reconociendo nuestros propios errores, podremos contribuir a un mejor uso del email (que llego para quedarse), a una mejor comunicación y relacionamiento personal y profesional y por ende a un mejor relacionamiento social dentro de esta sociedad hyper-conectada.

Agradeceria mucho sus comentarios a esto para poder agregar valor a esta reflexión personal.


Responses

  1. Estimado Marcelo: Muy interesante reflexión!

    Efectivamente coincido acerca del uso que en la actualidad se le brinda al email y en analogía con el sector salud y el advenimiento de una “medicina defensiva” ¿Estaremos frente a la existencia de una “tecnología defensiva” con todo lo que ello implica?

    Aún así estimo que la buena noticia es que en tu post al hacer alusión a que “el email enfrenta un serio cambio de roles” le estás adjudicando al email (la tecnología) tal vez insensiblemente el status de un actor activo de la comunicación, y como tal pasible de cambios, de renovación y hasta de superación…

    Un saludo y como siempre gracias por compartir tus interesantes lecturas de la realidad!
    Irene

    Like


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Categories

%d bloggers like this: