Posted by: marcelodagostino | March 31, 2013

“El @ que vuelve mi carta loca”, dicen los chicos de Estopa…

Hacía mucho tiempo que una canción no me recordaba tanto a mis tiempos de la escuela secundaria, con bailes, handball, atletismo con salto en alto y lanzamiento de la jabalina, pelo largo, así como viajes a Paraguay para competir y hacer buenos amigos, entre muchas otras cosas y momentos de alta adrenalina que hoy me llenan los ojos de lagrimas al recordar. Tiempos de gloria total que han marcado mi vida para siempre y que jamás volverán, pero que conservo como uno de los principales tesoros de mi vida.

Es impresionante leer algunas cartas de aquella época que todavía conservo, en donde, por ejemplo, una novia que tuve y quise mucho, en 1985, escribe cosas que no se prestan a ninguna mala interpretación y no tiene ni una palabra sujeta a la duda. Todo se entiende perfecto, nada puede tener doble sentido ni pudiera ser interpretado de manera paranoica, como muchas veces nos pasa hoy con los emails…

¿Que fue lo que pasó? ¿Que es lo que pasa? No tiene mucha lógica que una adolescente de 18 años escriba mejor de lo que lo hacemos hoy los adultos… No será que tienen razón estos chicos del grupo musical español ESTOPA y que “el @ nos vuelve las cartas locas”.

Será que la facilidad sumada al exceso de comunicaciones con las que vivimos e inter-actuamos (chat, txt, SMSs, emails, tweets, redes sociales, publicidades hasta en los baños, etc) hacen que perdamos la esencia de “comunicar” desde el alma y de leer “sin pensar” en otra cosa que lo que “leemos” ?

¿Por que será que hoy tenemos la tendencia muchas veces de estar pensando cosas como “que me ha querido decir con esto?” o simplemente de entender todo lo contrario a lo que era la intensión original del mensaje… Sin dudas hay un componente de convergencia cultural y generacional que se produce en las comunicaciones de hoy (Sociedad de la Información) y que no ayudan a la claridad ni al vinculo entre el emisor y el receptor, y si lo pensamos bien, yo les pregunto y me pregunto… ¿cuántas veces en el pasado han enviado cartas o notas formales a personas de otra generación, cultura o idioma?”. Al menos gente que hoy supera los 30 digo.

En fin, esto de las comunicaciones electrónicas creo que merece mas análisis de lo que se le ha dado porque simplemente las hemos adoptado, pero no estoy tan seguro de que las hayamos estudiado desde un punto de vista de interacción social.

Les comparto una partecita sola del inicio de una de las cartas, que mencioné antes, para que me digan si hay algo que no queda claro de esa comunicación.

Carta de 1985

Carta de 1985

Y no estoy diciendo, bajo ningún concepto, que un email o chat no podría tener el mismo efecto, porque en mi vida, lo sigue teniendo, simplemente digo que debemos entender que es lo que esta pasando con esta querida, usada y abusada “@”.

Como siempre, comentarios mas que bienvenidos, pero que sean claros eh, jajaja.

Este post esta dedicado a mi querido amigo Andrés Venturino.


Responses

  1. ¡Este post está sencillamente profundo y sincero!

    Marcelo, creo que la comunicación con el alma, no importa que sea electrónica, en papel o incluso verbal, siempre es de sentimiento y emoción. El gran problema es justamente el escribir o decir, interviene más que el alma los otros sentidos, percepciones y el entorno..

    Cuando queremos expresar algún sentimiento, los pensamientos se cruzan con el análisis y la suposición, y entre más edad o títulos o cargos, tal vez más nos alejamos de lo sencillo y se enreda la fluidez más pura de las palabras, convirtiendola en una conversación que sugiere el sentir en función del otro, se cruza el miedo del no retorno, de la aceptación o el rechazo.

    A los 18 años, se escribe con el alma, se escribe claramente los sentimientos, después la mente, las costumbres y hasta el que dirán pareciera que arropara esa sensibilidad. Que bueno, para tí tener esos tesoros no solo en tu corazón sino con cartas, fotos etc que te llevan a través del tiempo, a momentos realmente apreciados,

    Pero, hoy te digo, para muchos por ejemplo para mí, esa forma de decir solo está arropada. En consecuencia, no estoy de acuerdo cuando dices: tiempos de gloria que no volverán, Es posible, que ya no te guste o sea poco probable lanzar jabalina o salto alto, pero la olimpiada de la comunicación de alma, de sentimientos sinceros y claros siempre está alli viendo como brincar ese obstaculo llamado miedo o pena. Gracias a Dios, dices que para tí, las @comunicaciones tiene igual efecto.

    Me uno a tí, para entender y contribuir a esto de la comunicación y las reglas no escritas, es una de las grandes razones que te sigo y disfruto comentar tus profundos sencillos post.

    Marielvi

    Like


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Categories

%d bloggers like this: