Posted by: marcelodagostino | August 15, 2012

El eBaul de los secretos

Dudo sinceramente que exista algún lugar con mas secretos que el email de una persona y esto me parece fascinante y creo que debemos reflexionar sobre ello.

Recuerdo siempre que veíamos películas o nos contaban historias en donde existían los cofres, baúles o diarios íntimos con llaves -irrisorias- en las que existían los mas íntimos secretos de una persona. Secretos que generalmente eran dedicados a grandes amores o deseos ocultos, que por alguna determinada razón, social, cultural o de pudor, no podían o debían contarse. O simplemente no querían contarse para que tengan ese sabor de lo se guarda secretamente en nuestro interior y que se transforma en una especie de dialogo silencioso con nuestro ser interior mas sincero y profundo.

Muchísimas personas trataban y tratan de violar esos espacios íntimos, que con tanto amor eran construidos y preservados. Y yo me pregunto, es que no eran hackers aquellas personas que trataban de leer nuestras cosas sin permisos? Por supuesto que si. Y no hablo de secretos mal intencionados ni nada malicioso, solo me refiero a los hermosos secretos que todos tenemos o deberíamos tener.

La gran diferencia que siento hoy en día, entre aquellos objetos con capacidad de guardar nuestros secretos y nuestras cuentas de emails, chats o mensajes de textos, es que los primeros se sabían, explícitamente, que eran dedicado a este fin y así se los guardaba y muchas veces se los mostraba con orgullo, desafiante -este es mi diario intimo y mi llave esta escondida- y los segundos, son herramientas que por su propia dinámica y por la libertad de expresión que generan, se han convertido en eBaules sin que nos diéramos cuenta de ello cuando fueron inventados. Y como muchas de las cosas que pasan con las tecnologías, pasan a tener nuevas funcionalidades y a atender nuevos objetivos para los cuales no fueron creados, muchas veces ni fueron pensados ni tampoco estamos preparados.

Cuantas veces, yo les pregunto y me pregunto, nos corre un frio por las venas cuando pensamos que alguien pudiera leer nuestros emails? Cuantas veces miramos dos veces el o los destinatarios una vez que el email ya fue enviado, por temor a haber compartido algo indebido con la o las personas indebidas? Pero también me pregunto y les pregunto con total sinceridad y basado en mi propia experiencia, cuantas veces hemos tenido el coraje de decir personalmente aquellas cosas que “SI” nos animamos a decir por escrito?, sea a través del medio que sea, incluyendo el papel?  Y siento que todo esto genera un mundo de secretos fascinante que debemos respetar y proteger, mas allá de que pudiera y seguramente hay, secretos altamente nocivos o perjudiciales para las personas.

Pero por que creo que hay que proteger estos espacios? Simplemente porque están ahí, los usamos así y jamás dejaremos de hacerlo. Entonces creo que un mecanismo que fue establecido por la propia sociedad, en este caso la Sociedad de la Información, que no responde a frontera alguna, debe ser “aceptado”, en primer lugar, pensado, analizado y protegido como cualquier regla social que nace impuesta por las costumbres de la gente. No por nada, cientos de años atrás, Blas Pascal ya dijo que “las costumbres son la base de las leyes” y esto es tan valido hoy como la primera vez que se dijo.

Y mas allá de cualquier análisis o reflexión a esto, no me digan que no es hermoso conservar un secreto dentro de un baúl al que nadie tenga acceso excepto nosotros o su destinatario.

Muchas gracias y tratemos de buscar menos y aceptar más.


Responses

  1. Bingo!!!!!!

    Like

  2. Marcelo como dices Juguemos 2.0, en ese sentido comparto tu reflexión, en esta era se sigue reflejando que tenemos una condición humana: costumbres y sentimientos que hacen que soñemos, y a veces lo escribimos porque poco nos atrevemos a decirlos porque son secretos de nuestra intimidad.
    Este mundo digital nos ofrece varios baúles desde lo que escribimos en un archivo que se queda en la carperta especial del PC hasta otros tipos de baúles, como este bául de comentarios, abierto si, pero especialmente dedicado o motivado por una escritura de otro en otro lugar, un comentario dirigido como un secreto entre dos que pueden ser compartidos por todos.

    Marcelo, estoy totalmente de acuerdo tu frase ” es hermoso conservar un secreto dentro de un baúl al que nadie tenga acceso excepto nosotros o su destinatario”

    En conclusión, estamos en el camino de convergencia de la sociedad humana digital. Feliz domingo, cyberamigo
    Marielvi

    Like


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Categories

%d bloggers like this: