Posted by: marcelodagostino | May 19, 2012

Lecciones aprend… no tan aprendidas, cuidado con las trampas de las “modas intelectuales”

En el mismo momento que siento que el concepto de “lecciones aprendidas” se estaba instalando, estoy empezando a sentir que nosotros mismos, los que tanto peleamos para instalarlo, lo estamos matando. Peleamos mucho e insistimos mucho sobre la importancia de algo llamado “lecciones aprendidas”, sin embargo, no hicimos, ni estamos haciendo mucho para que esas lecciones, teóricamente, “aprendidas”, se transformen en conocimiento explícito, o bien en nuevos o mejorados procesos, productos o servicios de una “institucion que aprende”.

En otras palabras, no estamos haciendo mucho para transformar lo que aprendimos a nivel individual en “conocimiento institucional”. Y “conocimiento institucional” es simplemente el logro de la transformación de lo individual a lo colectivo, entendiendo por colectivo a los productos, proyectos, procesos o servicios que brinda una institución. Nuestro desafío es generar metodologías complementarias a las ya existentes en la gestión del conocimiento y aprendizaje institucional.

Nosotros debemos ya, sin demorar más, promover nuevas metodologías que permitan hacer que las instituciones aprendan. Y no basta solamente con tener buenos mecanismos informativos o buenas técnicas de comunicación interna para decir que estamos en “una organización que aprende”, debemos tener mecanismos formalmente establecidos para incorporar ese conocimiento, que pase de lo individual a lo colectivo, en los “nuevos” proyectos, productos, procesos y servicios” de cualquier institución que quiera ser una “organización basada en el aprendizaje”.

De nada nos sirven ni servirán las lecciones si no las aplicamos y no podremos decir que aprendimos algo si no logramos aplicarlo ni somos capaces de transformarlo al colectivo institucional.

Que propongo? Muy simple, definir una metodología de KM que establezca un modelo operacional y procesos de incorporación de lecciones en procesos institucionales. Hay que ponerle un nombre. Se me viene uno a la cabeza en este momento “IKAP – Institutional knowledge Adoption Process” o algo así como “LA – Lessons Adopted”

Mas y mas vemos actividades llamadas “lecciones aprendidas en…” varios asuntos. Este parece ser un tema clave e importante, y realmente lo es, sin embargo debemos entender algo claramente. Si a las lecciones aprendidas no las traducimos en acciones concretas, que muestren una aplicación real de ese “aprendizaje”, son simplemente una simple identificación de “aquellos asuntos que hicimos mal o que podrían hacerse mejor”.  Y la aplicación no simplemente es con una declaración de intensiones, sino que debe darse en la adecuación de políticas, normas, procesos, productos o servicios de la institución. La verdadera gestión del conocimiento se da cuando una institución logra reflejar aquello que va aprendiendo a través de la mejora de sus políticas, procesos y servicios.

Se han definido muchas metodologías para “registrar” esas lecciones, sin embargo, el tema más importante es como “capturar” automáticamente esas lecciones y no pedirle a las personas que “carguen algún texto en una base de datos, resultante de un formulario estructurado con el título “Lecciones aprendidas”.

No es un tema fácil pero tampoco es algo complejo de lograr. El secreto está en lo mencionado anteriormente y en establecer una metodología de trabajo que no termine con el registro, sino que continúe el flujo hasta el análisis final de la alta gerencia sobre “cómo y dónde incorporar lo aprendido”.


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Categories

%d bloggers like this: