Posted by: marcelodagostino | May 28, 2011

Hyperconectados

El mundo, las personas, las sociedades, las instituciones, las tecnologías y los contenidos están hyperconectados y ya no hay vuelta atrás.  Estamos conectados directa o indirectamente, consientes o inconscientes. Podemos ser nosotros mismos los que compartimos algo en alguna red social o puede ser alguien que nos referencia por algo que dijimos, presentamos, escribimos o simplemente hacemos.

Los contenidos se conectan entre sí por nuevas tecnologías “agregadoras de contenidos”, mecanismos de “reutilización de contenidos”, buscadores y robots que andan por la web indexando contenidos como maquinas que funcionan con combustible y objetivos infinitos.

La personas se conectan en tiempo real y en tiempos asincrónicos por lo medios convencionales y por los nuevos medios no tan convencionales aun.

Nuevas formas de relacionamiento comienzan a aparecer en la sociedad como por ejemplo “Te agregue a mi facebook” o “te sigo por Twitter”. Pero también comienzan a generarse nuevos problemas de comunicación asociados a ello, como por ejemplo “Me tenés bloqueado en el MSN!!” o “Por que no me aceptará en Facebook ?” o “Cuantas idioteces que pone esta persona en el Twitter”, etc , etc.

La personas comienzan a solicitar “recomendaciones virtuales por LinkedIn”, al mismo tiempo que las empresas comienzan a mirar seriamente “estas recomendaciones” como mecanismos de selección de personal, y por ende, se abre otro espacio de relacionamiento y comunicación entre las personas, lo que a su vez abre otros espacios en donde pueden aparecer problemas de comunicación por esta situación de “hyperconectividad”.

Hoy comienzan a definirse a las nuevas generaciones como “screen-agers” porque ya no pueden estar sin mirar una pantalla, sea cual sea, móvil, Ipad, Ipod, computadora, TV conectada a Internet, TV tradicional, entre otros medios con “screen”.  Y estoy convencido de que debemos prestar mucha atención a esto si queremos entender a las nuevas generaciones. Generaciones que ya no pueden concentrarse en una sola cosa y que tal vez necesitan tener el facebook abierto mientras estudian sin apagar la TV, que a su vez está funcionando como si fuera música de fondo o “alguna clase de compañía” que solo ellos y ellas entienden. Este es un escenario real, nos guste o no nos guste, son nuevas formas de relacionamiento entre las personas, entre las instituciones, entre las sociedades, pero también entre las tecnologías y los contenidos que por ella circulan.

Vivimos en un mundo hyperconectado y ahora el gran desafío es entender y definir las reglas del juego para que lo aprovechemos en su máxima expresión y lo apliquemos por el beneficio de las personas que usan directa o indirectamente las tecnologías de información y comunicaciones.

Todos los días me pregunto si será que somos conscientes de que somos testigos presenciales de este proceso tan impresionante de cambio que tal vez no vuelva a suceder por muchos años. Ahora es crecimiento sobre el cambio yo creo, pero un cambio tan radical creo que no llegará tan pronto.

Comentarios bienvenidos.


Responses

  1. […] un lado, estamos híper conectados y ya escribí un posts obre ello y me encanta, pero por otro lado, estamos híper-desconectados, gracias a las TICs. Y no lo digo […]

    Like


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Categories

%d bloggers like this: