Posted by: marcelodagostino | May 1, 2011

Casi un prólogo (medicina 2.0)

Por ahora no me han confirmado pero ya lo he escrito. Y si no se publica, acá queda publicado.

Prólogo

Tu blog, no sé muy bien para qué sirve, pero…estás comiendo bien ?” fue la respuesta que me dio mi madre cuando le informé que estaba lanzando mi blog de gestión del conocimiento y comunicaciones en los inicios del 2009.

Para poder entender la verdadera esencia que está detrás de esos dos “simples” numeritos divididos por un punto, “2.0”, necesitamos aceptar, entre otras cosas, tres importantes conceptos: 1) que nos desarrollamos en redes  personales y profesionales dentro de un contexto social de convergencia cognitiva, cultural, tecnológica y generacional, 2) que “vivimos en una vida conectada” y 3) Que si queremos ser “2.0” necesitamos aceptar nuevos paradigmas.

A su vez, las redes en las que vivimos y convivimos, tienen un espacio de convergencia que se da en la dimensión de los contenidos que se producen y fluyen y en los flujos por donde transitan y se produce la convergencia. La redes en general, de relacionamiento estratégico, de gestión del conocimiento, temáticas o sociales, siempre están generando y diseminando “contenidos” que, de una u otra forma, pasan a ser uno de los principales activos, insumos y ejes conductores de las relaciones, conexiones y conocimiento que se producen en las redes, en las redes de redes y en los ambientes “2.0”.

Considerando la evolución de las tecnologías, observamos que hoy pueden llegar a convivir hasta 4 generaciones profesionales diferentes en la misma red. Esta situación debe ser entendida y considerada como aspecto esencial de convergencia para que, las conexiones, comunicaciones e intercambio de información y conocimiento, fortalezcan el buen funcionamiento de las mismas y se alcancen los resultados “2.0” esperados.

En ambientes “2.0” coexisten y convergen conocimientos e interacciones diversas, basados en experiencias de vida personal y profesional de los actores. Coexisten idiomas y culturas que se van mezclando y que hacen de las redes un espacio de aprendizaje continuo e interacción, en el ámbito temático y también en los componentes comunicacionales y culturales.

Cuando nos referimos a la convergencia digital, nos estamos refiriendo a miembros de las redes, o ambientes “2.0”, que han estado en contacto (personal o profesional) con los diferentes estados de evolución de las tecnologías y que por tanto, tienen diversidad en lo que respecta a la “adaptabilidad” a las mismas y su “aplicabilidad” social y profesional.

Pero lo más importante, es que en un ambiente “2.0”, estamos conviviendo entre personas que han comenzado su contacto con las tecnologías cuando los teléfonos celulares eran de tamaño de una caja de zapatos o aun mayores, junto con otras que ni siquiera llegaron a conocerlos y que portan celulares del tamaño de su dedo meñique.   Y se encuentran ahora, en espacios virtuales profesionales o personales (redes sociales), con personas y colegas, que discuten y debaten al mismo nivel intelectual, pero que han comenzado su carrera profesional en un mundo en el cual la Internet puede llegar hasta la puerta de una heladera o hasta un asiento de avión, entre muchos otros lugares. 

Esta evolución de las tecnologías, estas nuevas formas de relacionamiento social en espacios virtuales y nuevas metodologías de trabajo, sin duda una de las mas vertiginosas de la historia de la humanidad, hace que sean más complejas, pero más enriquecedoras, las relaciones interpersonales. Sin embargo, también traen consigo nuevas formas de exclusión social y nuevas brechas de conocimiento que se producen por aspectos socio-culturales que se representan muchas veces en las relaciones entre personas (redes), que en muchas ocasiones llegan a no conocerse nunca personalmente. En otras palabras, hoy somos “colegas” y hasta “amigos” de personas que nunca vimos y que muy probablemente nunca veremos. En resumen, esto que no es otra cosa que el resultado de esta maravilla llamada “Internet”, red de redes por excelencia, y a lo que Al Gore, muchos años atrás definió como “Una nueva forma de sociedad orientada a las personas”. 

Cuando nos referimos a la convergencia cultural debemos ser capaces de comunicarnos con personas de diversas nacionalidades, religiones y culturas que conviven en un mismo espacio virtual, presencial o temático. Es decir, que buscan, al participar de una red, alcanzar objetivos comunes o similares, y es importante entender también que los alumnos de hoy (enero del 2011) ya inician sus estudios profesionales en la era de la información, internet, eHealth, FACEBOOK, Twitter, y  otras tecnologías y metodologías de trabajo o sociales que 10 años atrás eran impensables.

Es muy importante entender el concepto de “2.0” que trae consigo la “Sociedad de la Información” y que debe ser aplicado por todas las instituciones y personas que deseen ser parte integral de este modelo. El concepto “2.0” es un cambio de paradigma en la Internet en donde los usuarios dejan de ser “simples lectores” y pasan a interactuar con los contenidos que publican las instituciones y los pacientes pasan a interactuar con los profesionales por intermedio de las tecnologías de información. Dichos contenidos pueden ser mejorados, criticados y sobre todo “calificados” por los lectores de los sitios web existentes y los pacientes pueden recibir tratamientos o interactuar con profesionales de la salud, desde y hacia lugares remotos que antes eran humanamente impensados.

Por ello es crítico entender, asimilar y adoptar las siguientes premisas en todos los niveles de operación y funcionamiento de las instituciones y en nuestras mentes para entrar y aprovechar esto conocido como “2.0”:

Premisa Nº1: Pasamos a “tomar acciones en conjunto”

Pasamos de “leer” a “compartir”, de “compartir” a “colaborar” y de “colaborar” a “tomar acciones en conjunto”

Premisa Nº2: No más créditos individuales

Aceptar que en una sociedad “2.0”, ninguna persona puede tomar el crédito de algo que fue producido colectivamente, aunque haya sido “su” idea.

Premisa Nº3: decisiones colectivas – responsabilidades compartidas

Tener claro que decisiones colectivas crean responsabilidades compartidas;

Premisa Nº4: Identidades colectivas

Saber y aceptar que “mi” identidad es la “identidad del grupo”.

Premisa Nº5: Las ideas son del colectivo

Ser consciente que cuando expongo una (mi) idea en la web, esa idea pasa a ser del “colectivo” y nunca más puedo reclamar crédito por ella.

Premisa Nº6: todos somos un poco de todo…

Actuar sabiendo que en la Web 2.0 todos somos productores de contenidos, todos somos periodistas urbanos, todos estamos “presentes” en la web y por tanto, todos somos un poco de todo…

Premisa Nº7: Producir, escribir, publicar

Estimular a producir contenidos en lugar de “reprimir” en “nombre de la calidad”.

Premisa Nº8: Una vida en convergencia

Saber, entender y aceptar que en una sociedad “2.0” convivimos en una sociedad “multicultural” y “multilingüe” en donde se produce una convergencia digital, cognitiva, cultural y generacional relacionadas con la adopción y el uso de tecnologías de información y de las comunicaciones.

Vivimos en un mundo donde se puede acceder a información, de mayor o menor calidad a través de múltiples caminos. Sin embargo, tener la formación para saber cómo acceder a ella y su verdadero valor y aptitud es un privilegio que no está al alcance de todas las personas.

Para cualquier trabajador, en el maremágnum de información que manejan hoy en día las instituciones, dominar los métodos y las herramientas que sirven para discernir lo que es realmente útil se ha convertido en una de las habilidades más demandadas en el mundo laboral, esta precariedad del exceso contrasta con la frágil formación de una gran mayoría de personas.

Es allí, en los ambientes “2.0”, donde se hacen realidad las conexiones, contactos, aprendizaje, diversiones, lecturas, conversaciones y todo tipo de interacciones humanas, tanto sean personales como profesionales. Es imposible, en la sociedad de la información, desconectarnos de las redes en donde nos manejamos profesional y personalmente y debemos entender lo que necesitamos saber para desarrollarnos funcionalmente en la Sociedad de la Información y para que, como dijo la Dra. Mirta Roses Periago, Directora de la OPS/OMS, sea posible reflejar más equitativamente en las realidades locales, los avances que se logran en salud pública, en los niveles nacionales o regionales.


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Categories

%d bloggers like this: